ORANDO CON LOS SALMOS

Gerona, Octubre de 1982

Murcia, Abril de 1986

DISTINCIÓN DEL CAMINO DE LOS JUSTOS Y LOS ENGREÍDOS (S. I)

Feliz la persona que no sigue el consejo

de los que obran el mal,

ni se detiene en el camino

con los que solo viven egoístamente;

ni asiste a reuniones que traman

la aniquilación del más débil.

Sino, que , sigue los pasos del Señor

meditando sus Palabras

poníendolas en práctica.

 

Ella es, la esperanza de este mundo,

porque vive para crear

unidad, armonía e igualdad

valorando la riqueza innata de cada persona

creada a imagen y semejanza de su Creador

 

No apoya nunca a los que viven

con afán de enriquecerse temporalmente,

porque sabe que, este proceder no le ayuda en nada

ni le beneficia, pero, 

Sí perjudica el desarrrollo

armonioso de toda la creación.

 

Feliz la persona que tienen conciencia

de que Dios

continúa haciendo historia,

favoreciendo a los que caminan sus pasos

por senderos de justicia y respeto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies